Nick y sus malas semillas

Berlín, verano del 2018 , estadio Waldbühne , a media hora en tren del centro de la ciudad, temperatura cálida y una brisa muy consciente de mis nervios a flor de piel que buscaba serenarme (sin mucho éxito).

Allí estaba yo, haciendo fila durante horas rodeada de miles de desconocidos que se tornaron amigables por un fin en común : disfrutar del gran Cuervo de la composición , un maestro barítono que te embauca hasta el tuétano con sus poemas , su voz implacable, penetrante, su aire de eterno rebelde sin serlo, su serenidad y su evidente conexión/desconexión cuando está en el escenario …. cualquiera al verle y observarle con su propio microscopio cognitivo se dará cuenta de cómo este hombre no sólo canta, recita e interpreta …. también medita en movimiento sumergiéndose en su mundo interior con total descaro y sin tapujos, para elevar sus concierto a una experiencia casi sinestésica.

Y así fué. Jamás podré olvidar la energía y el misticismo que flotaba en el aire y calaba los huesos aquella noche.

Nick Cave & The Bad Seeds

Escuchar a Nick Cave es un arma de doble filo.

Por un lado tienes la absoluta certeza de que su música no te va a defraudar y que en cualquier momento, pulsar play en su discografía es sinónimo de reconciliación con el mundo, de presenciar ARTE a través de notas musicales y poemas , no meras letras de canción, he ahí la sutil pero abrumadora diferencia.

Nada de lo que este hombre escribe te deja indiferente , para bien , para mal, para goce, para “enojo” según tu estado de ánimo por llevarte a lugares comunes quizás un tanto lúgubres de los que querrías escapar por defecto y para más inri, cuando te quieres dar cuenta ya estás regodeándote en ellos ….

Cómo ejemplo, me gustaría hablaros sobre el tema ” I need you” perteneciente a su disco ” Skeleton Tree” uno de los mejores de su carrera ( sí, es una opinión totalmente subjetiva , pero qué gustos personales no lo son ? )

Si bien es un título muy manido, un título que de por sí no roba mucha atención, lo que te hiela la sangre es la triste , autobiográfica y fatídica historia que enmarca el tempo de esta canción.

Durante la grabación de este álbum , el destino le golpeó dónde más puede doler a un ser humano y con la mayor crueldad posible. Su hijo Arthur, que por aquel entonces tenía 15 años, falleció en un accidente al caer por un acantilado situado cerca de la residencia familiar , en Brighton, Inglaterra.

Añadir a ésto , el recuerdo a diario no sólo en memoria sino ” en presencia” , ya que Arthur tiene un hermano gemelo, Earl Cave, ambos hijos de su matrimonio con la modelo Susie Bick.

En una ocasión, a través de blog personal titulado The Red Hand Files, dónde le pueden hacer preguntas en abierto y de forma bastante frecuente tiene el detalle y la profundidad de responder, una mujer llamada Cynthia le preguntó cómo él y su esposa podían sobrellevar el luto por la horrible muerte de su hijo.

Esta fué su respuesta :

“Querida Cynthia,

Es una pregunta hermosa y estoy agradecido de que la hayas hecho. A mí me parece que si amamos, sufrimos. Ese es el trato. Ese es el pacto.

El sufrimiento y el amor están para siempre entrelazados. La pena es un terrible recordatorio de la profundidad de nuestro amor, e igual que el amor, el dolor no es negociable.

Hay una vastedad en esa pena capaz de inundar nuestros minúsculos seres. Somos diminutos, temblorosos cúmulos de átomos subordinados a la imponente presencia de la pena. Ésta habita el núcleo de nuestro ser y se extiende por nuestros dedos hasta los límites del universo.

Dentro de ese remolino imparable pueden surgir toda clase de locuras; fantasmas y espíritus y visitas en nuestros sueños y todo aquello que, en nuestra angustia, hacemos existir. Estos son preciosos regalos que son tan válidos y tan reales como queramos que sean. Son guías espirituales que nos muestran el camino para salir de la oscuridad.

Siento la presencia de mi hijo en todos lados, pero él podría no estar ahí. Lo escucho hablarme, aleccionarme, guiarme, aunque él podría no estar ahí. Él visita a Susie en sus sueños regularmente, le habla y la reconforta, aunque podría no estar ahí.

El espanto de un duelo invoca a fantasmas luminosos en su despertar. Estos espíritus son ideas, esencialmente. Son nuestra imaginación estupefacta despertando tras la calamidad.

Como las ideas, estos espíritus hablan de posibilidades. Sigue a esas ideas porque del otro lado de ellas se encuentran el cambio y el crecimiento y la redención. Crea a tus espíritus. Llámalos. Haz que estén vivos. Háblales. Es en sus fantasmagóricas e imposibles manos que podemos volver al mundo del que hemos sido expulsados, mejores e inimaginablemente transformados.

Con amor,

Nick”.

Hay que estar hecho de una piedra muy dura para no estremecerse cuando en un momento de la canción exhala ” just breathe ” a modo de autollamada a la calma por la pérdida.

Fotograma del film “Der Himmel uber Berlin” , dirigida por Wim Wenders ( 1987)

Nick contaba con una trayectoria musical prometedora y carismática con su primer grupo ” The Birthday Party” antes de mudarse a Europa en 1980 ( él es de origen australiano).

Fué el mismísimo Wim Wenders quién le encargó componer la banda sonora de “El cielo sobre Berlín” (1987), que narra la historia de dos ángeles que observan a los humanos desde las alturas de la ciudad entonces zanjada por el muro, hasta que uno de ellos decide “caer” para vivir como un mortal.

Nick aparece con su grupo The Bad Seeds tocando la canción “Wings of Desire” en uno de los clímax del film, cuando Damiel, el personaje del ángel con ansias de humanidad, interpretado por Bruno Ganz, se encuentra con Marion, la mujer de quien se enamora.

También le vemos compartir escenas con el actor Otto Sander, el otro “ángel” protagonista de la historia, quien aparece en la fotografía.

En la misma escena, la banda toca otro de sus emblemáticos temas ” From her to Eternity”.

La carrera musical y biográfica de Nick Cave nos otorga cientos y cientos de artículos, reportajes, homenajes y horas infinitas de inmersión en la onda expansiva que representa su talento, su sensibilidad, su lirismo oscuro , a ratos erótico, a ratos bohemio , a ratos urbano, romántico, desdichado … y un gran etc …. de los mejores “etc” que vamos a encontrar sobre la faz de la tierra.

Y siempre humano. MUY HUMANO.

Comparto con vosotros el tracklist del concierto en Berlín, por si he conseguido que os entre más curiosidad en el caso de que no conocierais su figura. El bonus track puso el broche de platino a una noche mágica , ya que a día de hoy sigue siendo la canción con la que más me identifico de todo su repertorio, Rings of Saturn.

Pero siendo Nick Cave, siempre se está a un tema nuevo de cambiar de opinión.

Y a modo de bonus track personal, me despido con uno de sus temas más místicos : Distant Sky

“They told us our gods would outlive us

They told us our dreams would outlive us

They told us our gods would outlive us

But they lied”

Hasta la próxima !

2 comentarios sobre “Nick y sus malas semillas

Agrega el tuyo

  1. ❤️”Nada de lo que este hombre escribe te deja indiferente, para bien, para mal, para goce, para “enojo” según tu estado de ánimo por llevarte a lugares comunes quizás un tanto lúgubres de los que querrías escapar por defecto y para más inri, cuando te quieres dar cuenta ya estás regodeándote en ellos ….” ❤️

    Felicidades una vez más, querida Borelluspoe!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: