Enfocar sin tapujos / Sally Mann

Fotógrafa de profesión, vocación, devoción y sin crítica que la consiga apartar de su manera de ver el mundo, Sally Mann cautivó mi corazón hace mucho tiempo y escandalizó el de otros muchos por la misma razón : enfocar sin tapujos.

Nació el 1 de mayo de 1951 en Lexington (Virginia) y ha estado activa durante más de cuatro décadas, que se dice pronto.

Tiene tres hijos: Jessie, Emmett y Virginia que son precisamente los protagonistas de algunos de sus mejores trabajos.

Su trayectoria cuenta con libros tan relevantes como :

At Twelve: Portraits of Young Women, Aperture, 1988

Immediate Family, Phaidon Press, 1993

Still Time, Aperture, 1994

What Remains, Little, Brown and Company, 2003

Deep South, Bulfinch Press, 2005

También existen otros recopilatorios sobre su biografía.

Por ejemplo, con Hold Still: A Memoir with Photographs, 2015, consiguió la nominación al Premio Nacional de Libro en categoría no ficción.

Quizás ya os estéis preguntando qué es lo que provocó tanta censura y crítica a su trabajo, teniendo a grupos radicales, cristianos en su mayoría , tachándola de crear pornografía encubierta en sus fotografías.

“Cada uno ve lo que parece, pero pocos palpan lo que eres”

Maquiavelo

Estoy segura de que en más de una ocasión se le habrá cruzado esta frase de Maquiavelo por la cabeza esbozando una ligera sonrisa, porque en definitiva, poco le importó siempre la opinión pública y lo único que consiguieron las críticas que vendiera fueron sus obras, no sus principios.

” Perturbadora” , pero honesta, de su fotografía me gustaría resaltar la desnudez física y emocional del mundo íntimo.

Una de sus obras más controvertidas e intimistas y la que en particular más me seduce es, Immediate Family.

Trabajó en ella durante 10 años (1984 /1994).

Es en este libro dónde basó su inspiración en el día a día de sus tres hijos, todos menores de 10 años, explorando momentos de su vida diaria sumando su percepción sobre la muerte y la sexualidad.

Otra obra que me gustaría resaltar es Proud Flesh, dónde se centró durante 6 años (2003/2009) en retratar la horrible distrofia muscular que sufría su marido. Observad por un momento la absoluta franqueza de estas fotografías y sentid la vulnerabilidad , de nuevo, sin tapujos.

Sally Mann también retrató paisajes que no escaparon a su característica disección.

Deep South y Mother Land, son dos de sus grandes series de paisajes, retratando las granjas de Virginia en un intento de resucitar el pasado.

En lo que a técnica se refiere, lo cierto es que experimentó en muchas ocasiones con el color, pero lo que define por antonomasia la fotografía del Sally Mann es su pasión por la fotografía en blanco y negro y las técnicas antiguas de revelado.

Desde los ´90 y a día de hoy, a sus 70 años, se considera firme defensora de la técnica y uso (casi en desuso) del colodión húmedo : un procedimiento fotográfico por el cual se consiguen imágenes mediante el revelado con sulfato de hierro amoniacal. El método consiste en el uso del colodión, una especie de barniz que vierte líquido a las placas.

Se llama colodión húmedo porque la placa debe permanecer húmeda durante todo el procedimiento de toma y revelado de imágenes.​ Los fotógrafos tenían que llevar consigo el “petate” fotográfico para preparar la placa antes de la toma y poder revelarla inmediatamente. Su uso se popularizó entre los fotógrafos que trabajaban en el exterior, motivando a su vez el abandono de otros procedimientos como el daguerrotipo (que no permitía sacar copias), o el calotipo (que presentaba menor nitidez).

A partir de 1880 su uso quedó desplazado por la aparición de la fotografía instantánea, pero aquí tenemos a Sally Mann , sirviendo de grandiosa excepción a la regla. Ella asegura que las irregularidades de este tipo de revelado lograron dar el toque y detalle final a muchas de sus obras, otorgándolas una personalidad propia, que con otro tipo de técnicas más actuales y avanzadas , jamás hubiera conseguido.

Sally Mann más allá de buscar, se refugia en el intimismo, se inspira en lo que hay a su alrededor, captando ideas profundas y siempre poniendo de manifiesto sus propias vivencias, tanto en su papel de madre como mujer, transformando su propio tándem en referente artístico.

Antes de despedirme, me gustaría compartir con vosotros más ejemplos fotográficos de esta extraordinaria artista, que supo defender a lo largo de 40 años de profesión su manera de hacer, entender y revelar su particular, estimulante y única visión de la fotografía.

Espero haber podido despertar curiosidad y ganas de sumergiros más a fondo en su obra.

Imágenes: © Sally Mann

Hasta la próxima !

2 comentarios sobre “Enfocar sin tapujos / Sally Mann

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: